«You press the button, we do the rest»:
Invención, economía y técnica de la fotografía doméstica.

Luis Roberto Chavarría | mar. 8, 2019.

 

Una aproximación al estudio de la historia de la fotografía corresponde al análisis de las imágenes por sus cualidades estéticas y contextuales, es decir, del marco de las condiciones en que una técnica para producir imágenes es traída a la escena. De esta manera se puede llegar a reconocer la forma y la composición de las imágenes que este o aquel fotógrafo tiene sin necesariamente limitar a la fotografía a un problema de estilo. Si además de la estética, analizamos el proceder técnico y práctico del fotógrafo podemos encontrar indicios que apuntan al tipo de cámara que éste haya usado para producir sus imágenes, partiendo de la premisa de que la anatomía de la cámara condiciona su uso, por sus límites ópticos, físicos, mecánicos y paralelamente a estos –y no menos importantes, límites económicos-. En otras palabras, cuando abandonamos la pregunta sobre qué nos dice una fotografía y en su lugar nos abocamos al cómo es que fue producida esta imagen, nos vemos obligados a enfrentarnos –también- a las condiciones que envolvieron la producción del aparato fotográfico en sí mismo.

 

Al enfrentarnos a una fotografía, es muy natural llegar a la conclusión de que ésta depende de la visión, ya que el producto final es una imagen. Sin embargo, esta presunción sería fácilmente comprometida si se considera que muchos de los modelos de cámara que se han fabricado a lo largo de la historia han separado a la visión de la captura fotográfica. Esto nos permitiría identificar una distancia entre operador, visión, aparato fotográfico y fotografía, y por la que el sujeto no sería, necesariamente, quien usa, mira y produce objetos, sino que son los objetos los que condicionan la producción de estos sujetos. Al analizar la cámara podemos revisar las condiciones técnicas concernientes a la captura fotográfica para entender la producción de tal o cual fotógrafo y reconocer cómo una de las más grandes revoluciones de la fotografía moderna se dio en forma de una de las más pequeñas invenciones técnicas: el botón instalado en el aparato fotográfico.

 

En 1888, The Eastman Dry Plate & Film Co. lanzó al mercado la primera cámara para fotógrafos no profesionales, The Kodak Camera, también conocida como Kodak No.1.  Ésta fue una cámara diseñada con el objetivo de permitir a cualquier persona el disparar una fotografía sin la necesidad de poseer conocimiento extensivo sobre el quehacer fotográfico. En esta cámara, esto fue posible gracias a un trabajo de edición sobre sus capacidades técnicas, por ejemplo, la posibilidad de enfocar y controlar la exposición fue eliminada para que, bajo las condiciones climáticas y de distancia hiperfocal indicadas por el fabricante, el usuario fuera capaz de plasmar una imagen del exterior en un sustrato sin necesidad realizar ajustes específicos para las miras. Esta reducción de la capacidad de realizar ajustes técnicos de la cámara se extendió a una de las acciones más intuitivas de la captura fotográfica: el acto de ver. La Kodak No.1 no contaba con ningún tipo de mira que permitiera visualizar lo que había sido encuadrado.

 

Todas estas ediciones técnicas sobre el aparato fotográfico quedan sintetizados bajo el slogan publicitario utilizado por Kodak durante el lanzamiento de tal cámara: “You press the button, we do the rest” (usted presiona el botón, nosotros hacemos el resto). Kodak impuso un modelo fotográfico fácil, rápido y eficiente de captura de imágenes, como podemos observar en publicidad de la época en donde se muestra como “la señora de la casa” que quería tener un pasatiempo, “el niño que quería recordar sus aventuras” y “el señor que quería documentar sus triunfos”, podrían hacer imágenes de su propia cotidianidad (particularmente en el ámbito de lo doméstico), situación sin precedentes hasta que Kodak ampliara el espectro de usuarios de la captura fotográfica.

 

Podríamos discutir que el entorno propiciado por la Kodak No.1 en el ambiente doméstico moldeó la forma de actuar de los involucrados en las dinámicas familiares alrededor de la cámara: primero en fotografías posadas y luego imágenes más espontáneas. No sería descabellado pensar que el fotoperiodismo emergente se vería luego influenciado por las innovaciones técnicas de las cámaras “domésticas”, y es que justo desde el ámbito doméstico las familias –con este tipo de cámara- comenzaron a gestar la generación dorada del fotoperiodismo. Tal es el caso de quien es considerado el padre del mismo: Henri Cartier-Bresson, quien se inició en la práctica fotográfica en el ámbito doméstico con una cámara Brownie, la cual se introdujo en el mercado en 1900.[1] Si anteriormente el sistema fotográfico de Kodak impulsó la instalación de lo fotográfico en el reino de lo doméstico, teniendo repercusiones espaciales en el ejercicio de la fotografía como la eliminación del cuarto oscuro[2] –tras tomar las 100 fotos con las que contaba el rollo de la Kodak No.1, ésta debía ser enviada al fabricante para que las imágenes capturadas fueran reveladas[3]- también podríamos discutir que el tema doméstico empezaba a ser instalado en lo fotográfico.

 

Con la introducción de la serie de cámaras de formato medio Brownie de Kodak, se abarataron los costos de las cámaras hasta costar un dólar y tan solo unos centavos por rollo. Además de reducirse y uniformarse la incertidumbre y el error en las capturas de las primeras cámaras Kodak, se amplió el mercado tanto en calidad de pasatiempo y como de profesión. Para la serie de Brownies Kodak ya contaba con visores en el aparato, pero estos producían un error de paralaje, de manera que lo que se veía a través de la mira difería de lo que se capturaba a través del lente. La cámara doméstica se convirtió así en una cámara que, aunque poco fiable en términos de concordancia entre imagen vista e imagen producida, podía generar fotografías cercanas a las que se consideraban “profesionales”.

 

La comercialización de las imágenes producidas exigía mayor rendimiento de la película y de la cámara, lo que llevó a los fabricantes a introducir un nuevo formato de película, inicialmente usado para cine.[4] Se redujo el tamaño de cada cuadro a 36x24mm y se comenzó a fabricar cámaras económicas ajustadas al presupuesto de las familias de clase media-baja; el bajo precio por disparo se traducía en mayor venta de rollos.[5] Además, la reducción del tamaño del sustrato material de la fotografía representó mayor cantidad de cuadros por unidad de longitud del soporte, lo que en términos económicos se tradujo en un menor costo por cuadro, aunque conllevando a una pérdida de la calidad en el detalle de la imagen final. En cuanto a la cámara barata, el uso de materiales económicos y las deficiencias tecnológicas de los fabricantes también contribuyó a la disminución de la calidad de la imagen: las aberraciones cromáticas manifestadas, como distorsión del color en los bordes de los objetos encuadrados,[6] el enfoque suave dado por las impurezas del material óptico, la viñeta provocada por cálculos erróneos de la incidencia del cono de luz enfocado en el plano focal[7] y las laceraciones de la película causadas por el interior áspero o mal acabado de la cámara fueron algunas de las características típicas de las imágenes producidas por dicho modelo de economía sobre la fotografía.

 

Semejantes limitaciones de control técnico en el aparato fotográfico fueron trasladadas finalmente a la gimnasia del operador: la simplificación de captura a la activación de un único botón –tras mínimos ajustes y a pesar de todos los defectos técnicos- disminuyó la brecha entre el fotógrafo experto (que podía disponer de las variables climáticas, de enfoque y encuadre) y el amateur (que poco debía ocuparse en cuidar de todo aquello tanto por la limitación en los ajustes como por los errores de la mirilla, cuando la había del todo). Y aun cuando estas nuevas circunstancias establecieron una serie de condiciones previas más allá del control del operador, también abrieron posibilidades de creación de imágenes más espontáneas: este tipo de aparatos, sus avances y errores le dieron un lenguaje visual característico a la fotografía doméstica y la posicionaron como documentadora de eventos familiares y actividades cotidianas, más que como una herramienta de trabajo profesional o artístico.

 

Para la segunda mitad del siglo XX, con la aparición de la postmodernidad, ya habría comenzado una corriente de culto de la imagen fotográfica de calidad pobre, en contraposición a las tendencias canónicas del arte moderno. En esta nueva corriente, un grupo de fotógrafos en Leningrado (actual San Petersburgo) propuso la producción de imágenes con ciertos lineamientos procedimentales [8] y el empleo de cámaras soviéticas de mala calidad como la Lomo (que acaba por darle nombre a la lomografía) para plantear un proceder fotográfico alrededor de la estética y circunstancias de la fotografía doméstica y amateur (fallos en exposición, velos de luz, múltiples exposiciones, fotos movidas). Este movimiento buscó consagrar la fotografía doméstica como un lenguaje auténtico sobre lo cotidiano, la intimidad y la visión personal del mundo; esa captura imágenes que podríamos considerar como las más naturales es, en realidad, producto un sofisticado ensamble de abstracciones técnicas y económicas, puesto a disposición a través de un mínimo gesto: la presión del botón de un disparador automático.

 

_______

[1] Camera, Samy's. 2016. "The Brownie: The First Camera of Photography Icons". Samy's Camera Photo Blog. http://blog.samys.com/brownie-first-camera-photography-icons/.

[2] Nota publicitaria. Eastman Kodak Co. Let the Children Kodak. Duke University Libraries Digital Repository. Duke University Libraries. Accessed March 4, 2019. https://repository.duke.edu/dc/eaa/K0082.

[3] Brown, H. C. “At the Home of the Kodak, in 1891.Pdf.” New York: Harper’s Magazine, November 1891.
https://drive.google.com/file/d/1hhWooZhMvRLdrSKIiD63wm8iWMXO-d2i/view?usp=sharing

[4] Popham, Peter. 2015. "How Leica transformed photography forever: Celebrating 100 years of the famous camera". Independent. https://www.independent.co.uk/arts-entertainment/art/features/how-leica-transformed-photography-for-ever-celebrating-100-years-of-the-famous-camera-10120441.html.

[5]  Resulta curioso que al tiempo que el modelo de cámara económica es introducido al público, se da una serie de eventos claves en la historia del arte moderno: la fundación de la escuela Bauhaus por el arquitecto Walter Gropius, en el ámbito de la arquitectura y el diseño; el lanzamiento de la obra seminal de Sergei Einsenstein, El Acorazado Potemkin, en el ámbito cinematográfico; el florecimiento de los surrealistas, en el ámbito del arte y la apertura de la Exposición de Artes Decorativas de París, en el ámbito de las exposiciones mundiales. Respecto a esto: Popham, Peter. 2015. "How Leica transformed photography forever: Celebrating 100 years of the famous camera". Independent. https://www.independent.co.uk/arts-entertainment/art/features/how-leica-transformed-photography-for-ever-celebrating-100-years-of-the-famous-camera-10120441.html.

[6] Fenómeno producido por la difracción de la luz desviada de su trayectoria al pasar por un diafragma.

[7] Tal es el caso de la cámara Holga, que produce imágenes con bordes oscuros ya que la luz no cubre toda el área de captura.

[8] Los lineamientos de la Lomografía son: 1. Lleva tu cámara donde quiera que vayas. 2. Usa tu cámara de día y de noche. 3. La Lomografía no es una interferencia de tu vida, es parte de ella. 4. Intenta disparar desde la cintura. 5. Intenta acercarte a tu objetivo lomográfico lo más que puedas. 6. No pienses. 7. Se rápido. 8. No tienes que saber lo que va a resultar en la imagen antes de tomarla. 9. Después tampoco. 10. No te preocupes por las reglas. Lomography. “Lomography - The 10 Golden Rules of Lomography Simple Use Film Camera”. Lomography. Lomography, Consultado el 4 de febrero de 2019. https://www.lomography.com/magazine/335803-the-10-golden-rules-of-lomography-simple-use-film-camera (T. del A.)

 

Obras citas

Brown, H. C. “At the Home of the Kodak, in 1891.Pdf.” New York: Harper’s Magazine, November 1891. https://drive.google.com/file/d/1hhWooZhMvRLdrSKIiD63wm8iWMXO-d2i/view?usp=sharing

 

Camera, Samy's. 2016. "The Brownie: The First Camera of Photography Icons". Samy's Camera Photo Blog. http://blog.samys.com/brownie-first-camera-photography-icons/

 

Lomography. “Lomography - The 10 Golden Rules of Lomography Simple Use Film Camera.” · Lomography. Lomography, Consultado el 4 de febrero de 2019. https://www.lomography.com/magazine/335803-the-10-golden-rules-of-lomography-simple-use-film-camera

 

Popham, Peter. 2015. "How Leica transformed photography forever: Celebrating 100 years of the famous camera". Independent. https://www.independent.co.uk/arts-entertainment/art/features/how-leica-transformed-photography-for-ever-celebrating-100-years-of-the-famous-camera-10120441.html

Gilbert, C. Allan. The Kodak Girl in Fair Japan. Hathi Trust Digital Library. Hathi Trust, 15 de setiembre, 2018. https://babel.hathitrust.org/cgi/pt?

Eastman Kodak Co. (detalle). Hathi Trust Digital Library. Hathi Trust Digital Library. Hathi Trust, 10 de mayo, 2016. https://babel.hathitrust.org/cgi/imgsrv/download/pdf?id=uc1.c0000065557;orient=0;size=100;seq=157;attachment=0

Eastman Kodak Co. There Are No Laws for Those Who Hunt with a Kodak. Duke University Libraries Digital Repository. Duke University Libraries. Consultado el 1 de marzo, 2019. https://repository.duke.edu/dc/eaa/K0179

 

Eastman Kodak Co. They Work Like Kodaks. The Brownie Family Provides a Camera for Every Boy and Girl. Duke University Libraries Digital Repository. Duke University Libraries. Consultado el 1 de marzo de 2019. https://repository.duke.edu/dc/eaa/K0085

 

Eastman Kodak Co. Let the Children Kodak. Duke University Libraries Digital Repository. Duke University Libraries. Consultado el 4 de marzo de 2019. https://repository.duke.edu/dc/eaa/K0082

 

Eastman Kodak Co. Introducing the Kodak Ektramax Camera.Vintage Ad Browser. Consultado el 1 de marzo de 2019. http://file.vintageadbrowser.com/9u2fiq08eim40k.jpg

 

Lomography. Carretera Con 3 Vehículos, Imagen Desenfocada. 10 de octubre, 2009. Lomography. https://www.lomography.es/magazine/19509-etyud-a-k-a-etude