WhatsApp Image 2020-02-27 at 9.24.35 PM.

Moscoso, Marcel. Vista de instalación en Galería Rebelde, (2020).

Fotografía cortesía de Clara de Tezanos.

*Por maniobras de un terceto fue una exhibición auspiciada por La Nueva Fábrica (Antigua, Guatemala). 26 de octubre de 2019 y el 15 de febrero de 2020. Una reseña del libro que comparte el título con la exhibición está disponible en talleroperaciones.org/yo-soy-cada-nombre-de-la-historia/.

Clara de Tezanos (1986-) es fotógrafa, Co-Fundadora del Centro de Fotografía Contemporánea y La Fototeca. Recientemente ha participado como Curadora en Jefe para Espacio Satélite y Fototropía, como Visor de fotografía, y como Directora Editorial de múltiples publicaciones como Prisma I (2015), Nueva Generación (2014), Prisma II (2018) y Lenguajes de Luz: Dos Siglos de Fotografía en Guatemala (1844-2018) (2018), y autora de Piedra-Padre, Universo (2017) y Por maniobras de un terceto (2019). Actualmente trabaja en el proyecto editorial Luciara, dedicado a promover y robustecer la producción de fotolibros en Guatemala y la región.

Por maniobras de un terceto.*

Carlos A. Segura | oct. 27, 2019.

Proyecto de Clara de Tezanos.

 

Con ocasión de la reciente publicación de Por Maniobras de un Terceto, Clara de Tezanos ha desplegado indiferenciadamente piezas comisionadas y archivos documentales para explorar los alcances de un comentario instalativo en torno a los protagonistas de la historia que su fotolibro ya ha presentado de manera convulsa y en el que cada visitante sabrá ocupar –episódica o simultáneamente- el lugar de los personaje. Pero aun cuando es imposible considerar esta instalación como algo completamente independiente de los contenidos y motivos que figuran en el libro con el que comparte su título, la inclusión de dispositivos (espejos y visores) proyecta un colofón poético adicional sobre la complicidad entre la representación, la autorepresentación y lo visual.

 

De alguna manera, acompañar el deshoje de su propio libro con la producción de unos dispositivos ópticos es –quizás- reconocer que se requiere de una herramienta cuasi analítica para echar una mirada dentro de sí misma, de aquella terna y de su lugar frente al reino de lo celeste y lo terrestre. Con todo, algo imposible para el ojo al desnudo.