Imagen 1.

Detalle de un crucero.
Guillermo Boehler. Desearía que la Tierra tuviera un borde (serie), (2019).

Fotografía cortesía del autor.

Imagen 2.

Detalle de un crucero.
Guillermo Boehler. Desearía que la Tierra tuviera un borde (serie), (2019).

Fotografía cortesía del autor.

Imagen 3.

Proyección azimutal equidistante de una esfera según el modelo teórico del terraplanismo.

Imagen 4.

Publicidad para Royal Caribbean(2019).

Es más fácil imaginar el fin del mundo.

Guillermo Boehler | may. 12, 2020.

Es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo.

Fredic Jameson (y muchos otros tras él).

 

Los miembros de Flat Earth Society –como su nombre no se demora en anticipar- comparten la idea una Tierra plana. De inicio, esto puede parecer excéntrico, pero precisamente por ello no sorprendió demasiado que se difundiera la noticia de que se había planeado un viaje en crucero al borde del mundo para celebrar su conferencia anual de 2020.

 

🌴

 

Tuve mi primera reunión para La Práctica (un programa de residencias artísticas auspiciado por Beta-Local en Puerto Rico) en la playa. A pesar de la distracción y el relajamiento que vienen con la arena y el mar, y pese a no tener demasiadas cosas claras durante la reunión, logré entrar en razón de que estaba en una isla por primera vez. Me agobiaba el horizonte, esa línea infinita de la que no sabía cómo escapar.

Otra persona más bien veía el agua como una posibilidad de conexión. Mientras, yo veía con admiración y terror a los cruceros desde el muelle. Veía el movimiento de los turistas al salir de los barcos, lo que buscaban al bajarse y lo que se llevaban de allí.

La vista sana tiene un alcance de aproximadamente 5 Km al nivel del mar, un poco más de 3 millas. Debíamos imaginar todo lo demás; todo lo que no podíamos ver era pura especulación.

 

🏝

 

El tierraplanismo rápidamente desarrolló un sistema de representación que se alimenta de sí mismo y que faculta a que quienes se sienten extraños en el mundo a operativizar el malestar que les produce ver el mundo tal como es, e identificarse con personajes de la ciencia ficción. Como Neo de The Matrix, que eligió la cápsula roja, son héroes clarividentes.

Para el terraplanismo el fin del mundo está al sur. Ahí, el continente antártico es una gran muralla de hielo que sostiene los océanos e impide la salida del perímetro de la Tierra. Pero lo que está del otro lado permanece desconocido –o deliberadamente oculto-.

 

🛳

 

La nave en la que se emprendería la aventura hacia el sur me parece de lo más extraña. Me hace pensar que su tripulación de terraplanistas necesita escapar del mundo. Su empresa no es una exploración, pero tampoco es una conferencia. Están buscando algo distinto a lo que admiten. Su expectativa de una verdad reveladora e inapelable con la forma de un horizonte completamente rectilíneo encubre otro tipo de esperanza delirante y evasiva.

La esperanza siempre es moverse a otro lugar y empezar de nuevo. La intuición nos dice que el desplazamiento hacia el nuevo lugar al que queremos llegar es lo mismo que nos dará la oportunidad de pensar un Nuevo Mundo.

 

🌊

 

El turismo es ahí donde la mente sustituye sus complejos problemas cotidianos por la sencillez de la búsqueda del confort inmediato. El turismo, como industria de la invasión de lugares incómodamente cómodos, es la explotación de todas las facilidades y extravagancias que distraen la mente de sus pensamientos previos. Flat Earth International Conference (FEIC) 2020 –como dijo su organizador Robbie Davidson- “sólo es un crucero”. Probablemente zarpe de Florida y hacia las Bahamas.

Una presunción es que la superficie perfectamente plana de agua contenida por el borde de hielo antártico del mundo –que además no puede ser circunnavegado- sería apreciado como un horizonte perfectamente recto.

 

 

No soy novedoso al reconocer que la imaginación (como acción de crear imágenes) se ha convertido en nuestra principal mediación con el mundo. Es más probable que midamos el mundo por sus representaciones que la operación inversa.

 

🚢

 

Los tierraplanistas sostienen el horizonte como expectativa última.

 

🌅

 

Imaginar la Tierra plana no es destruir la esfera del mundo, es destruir la representación del mundo. Y quizás en ello haya una manera de retar al capitalismo globalizante –reconfigurando representaciones, pensando en una poética en la que la catástrofe sea un nicho de esperanza, y construyendo las imágenes que discutan ese nuevo lugar-.

Visualizo la partida del Royal Caribbean Harmony of the Seas al fin del mundo. Imagino nuestro lugar en el muelle frente a ese espectáculo y sobreviviendo la invasión sistemática. También me imagino zarpando en esa empresa náutica y observando con mis propios ojos la llegada a su destino. Me imagino pensando nuevas formas de representar el fin del mundo.